Neuquén: De Cara a la Minería

18-01-2010

Neuquén, una de las provincias petroleras del país, procura extender sus fronteras mineras.

En territorio neuquino hoy se explora potasio, cobre, uranio, oro y plata. Según da cuenta la información oficial, han demostrado su interés en los recursos provinciales Minera Cordillera del Viento asociada con K + S; Bunge Minera y Servicios de Minería; Vale; Yamana; Barrick; Emprendimientos Mineros; Energía Mineral; CORMINE; Rome Resources; entre otras compañías.

En el carbón, las asfaltitas se presentan con muy buenas perspectivas. La Corporación Minera del Neuquén, CORMINE SEP, ha titularizado una importante área de exploración. CORMINE tiene además titularidad de yacimientos de bentonitas, dolomitas y cinco áreas con interés en minerales metálicos, que próximamente se ofrecerán a licitación.

“Hemos crecido en 2007-2008 un 50% en la producción de minerales”, dice Carlos Portilla, director provincial de Minería. En 2008, la provincia exportó a Chile alrededor de U$S 8.000.000 de estos productos. El gobierno ha enviado un proyecto de ley a la Legislatura para asegurar que las materias primas, sobre todo los minerales, las metalíferas y las no metalíferas, sean procesadas en origen.

En minerales para la Remineralización de Suelos, la Cuenca Neuquina presenta una probada aptitud en sus yacimientos, reservas, canteras desarrolladas y condiciones favorables tanto para el país como para la exportación de estos minerales y sus mezclas

Existen emplazadas en Zapala y Las Lajas, dos ciudades del centro de la provincia, cinco empresas que desarrollan sus trabajos en base a estos minerales  que incrementan la productividad de los suelos sometidos a cultivos intensos.

De acuerdo a ensayos realizados por empresas locales con enmiendas, los resultados arrojados indican incrementos superiores al 50% de materia seca en alfalfa y aumento del 20% en producción de grano en soja y maíz. Asimismo, se ha comprobado un rápido incremento de calcio intercambiable, corrección de pH, mejora de las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos.

Según Portilla, en Neuquén “se ha instalado con solidez en la producción de minerales y mezclas agro-minerales que se utilizan en el mejoramiento de las condiciones físico químicas de suelos sometidos a cultivos intensos o que por características propias carecen de los nutrientes necesarios. Las enmiendas son incorporadas a los suelos como macro y micro nutrientes: calcio, magnesio, azufre, potasio, fósforo y boro, para garantizar la protección de los suelos cultivables. Entre los mencionados elementos, Neuquén cuenta con calizas portadoras de 99% de CaCO3 y con yesos de la mejor calidad del país, aportados por la formación Yeso Principal, de la cuenca neuquina. En cuanto al potasio, los avances exploratorios nos hacen confiar en la inminente puesta en marcha de la extracción del importante recurso”.

En cambio, el progreso de la minería metalífera en la provincia no es sencillo. Recientemente, la exploración del proyecto de cobre Campana Mahuida, cercano a la localidad norteña de Loncopué, se vio frustrado por la oposición de la comunidad local, fomentada por grupos opositores a la minería. Este suceso puso sobre el tapete el debate acerca de la minería en la provincia y dio lugar a que fuerzas políticas presentaran proyecto de prohibición de la minería a cielo abierto en la provincia, que no prosperó por la firmeza del gobierno.

“La intención política de la provincia y en cuanto a la legislación, lejos pasa por la imposición de leyes catalogadas como antimineras, si por otro lado, se sigue el rumbo de incorporar legislación que garantice el recurso agua como aquél fundamental para la vida, sin que ello signifique prohibir la minería y, por otro lado, incorporar el concepto de inspección o fiscalización participativa, sin con ello delegar el poder de policía, que al ejecutivo le comprende”, señala Portilla.

“Es posible desarrollar yacimientos sin contaminación. La tarea de los organismos provinciales de control medio ambiental puede ser enriquecida con la participación de las distintas comunidades. Cuando un proyecto entre en funcionamiento, y para transparentar los resultados de las auditorías, cada comunidad involucrada participará a través de un representante capacitado en minería para una fiscalización conjunta”, acota.

La explotación de los yacimientos de oro y plata en el Norte neuquino. Andacollo y Huinganco tienen un impacto ambiental controlado y un impacto social positivo: no tienen prácticamente desocupados. Es el mejor ejemplo de que la minería es posible, convive con el ser humano y que no hay que plantear hipótesis de catástrofe de una actividad industrial lícita y noble como cualquier otra.

En consonancia con la defensa de la minería, las empresas asociadas a la Unión de Productores Mineros del Neuquén – UPROMIN -, los estudiantes universitarios de la Universidad Nacional del Comahue, de Zapala, y los trabajadores mineros de AOMA, han expresado un enérgico repudio a tales acciones.

El gobierno provincial ha instrumentado medidas de especial relevancia, de cara hacia la comunidad y en atención al empresariado minero. Una es la puesta en marcha de una oficina de Auditoría Permanente en Andacollo, sustentada con parte de las regalías que la operadora aporta  a la titular de las minas, CORMINE SEP.

Otra, es la apertura en la Dirección Provincial de Minería, la oficina de Evaluaciones Ambientales Mineras, dependiente de la Subsecretaría de Medio Ambiente de la Provincia. Así, la tramitación de cada I.I.A. realizada en el ámbito de la D.P.M. y con ello se logra mayor eficiencia en su tratamiento y extensión de cada D.I.A.

La Dirección Provincial de Minería, depende de la Subsecretaría de Hidrocarburos, Energía y Minería, que depende de la Secretaría de Estado de Recursos Naturales, firmó el Acuerdo del Subprograma GEAMIN, que se está implementando en las provincias, a través de la Secretaría de Minería de La Nación. El objetivo del convenio es aplicar en la provincia el programa de gestión ambiental minera (GEAMIN), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el objeto de contribuir al desarrollo sustentable de la minería nacional, fortalecer la gestión ambiental minera en las provincias, recuperar áreas mineras degradadas por antiguas actividades industriales y apoyar el desarrollo de los pequeños y medianos productores mineros y ladrilleros. Dentro de los componentes del GEAMIN, se encuentra el fortalecimiento de la gestión ambiental minera descentralizada, por lo que se desarrolla como actividad para todas las provincias la capacitación del personal de las unidades de gestión ambiental.

Quiere Potasio

Mientras en suelo mendocino, la brasilera Vale se apresta a construir el megayacimiento de Potasio Río Colorado, al otro lado del Río Colorado, en Neuquén, tres empresas apuestan a yacimientos en la cuenca donde ya exploró la Vale antes de comprarle PRC a Rio Tinto.

Además de la brasileña, tienen adjudicados bloques a Rincón de los Sauces el grupo argentino Chediack a través de Bunge Minera y Servicios de Minería y Minera Cordillera del Viento, que tiene como operadora a la alemana K+S (que son los símbolos del potasio y la sal). Mientras que en Mendoza, el potasio está a menos de 1.000 m de profundidad, y en Neuquén hay que llegar hasta 2.000 m.

Portilla, tiene expectativas de que la exploración sea exitosa. Neuquén tiene definido que si se llega a la explotación,  la sal se depositará en una cuenca endorreica (sin descarga a un curso de agua) común a los tres emprendimientos.

Historia  Minera

“La existencia del oro y de otros minerales en la provincia surgió de la expedición de búsqueda encarada por el fundador de Chos Malal, Manuel José Olascoaga, que dio como resultado la existencia de oro lavando las arenas del río Neuquén. La mina de oro de los Jesuitas es una leyenda que perdura en los viejos mineros quienes aseguran que en las costas del Neuquén, entre el Colo y Cura Mallín, los misioneros jesuitas por indicación de los pehuenches, habían descubierto y explotaban una muy rica mina de oro. Al producirse la expulsión de los jesuitas de toda América en 1767, los misioneros derrumbaron y tapiaron la entrada a la mina, pero habrían dejado a otros misioneros el secreto de su ubicación y se habría seguido sacando oro de allí hasta que llegó el ejército argentino a la región en 1879”, dice una reseña histórica del diario Río Negro.  “Hay quienes sostienen que aunque la entrada fue tapiada por un derrumbe, cerca del Cajón de los Guanacos hay una angosta y profunda grieta que lleva hasta el corazón de la mina y que el único que la encontró fue el norteamericano Corydon Hall - yerno de Olascoaga e iniciador de la minería en Cerro Minas - en 1892 y que fuera asesinado por bandoleros chilenos en 1902 en su casa de La Primavera, robándole 12 kgs de oro”. Desde entonces Cerro Minas fue explorado y explotado por empresas y por pirquineros de la zona, hasta que desde hace diez años se inició la producción continua de Minera Andacollo Gold, de capitales chilenos. En la mina se obtiene un concentrado de oro y plata equivalente, que es refinado en Ventana, Chile.

La minería del carbón, tuvo su esplendor en años en que la provisión de asfaltitas servían como combustible en el conflicto bélico de la II Guerra Mundial. Más recientemente, la explotación de hierro ha servido para la fabricación de cemento como para la elaboración de productos empleados en lodos de perforación para la industria petrolera.